3 SÚPER EJERCICIOS QUE NO ESTÁS HACIENDO

Los ejercicios van y vienen, algunos se ponen de moda y otros pasan, es un hecho, en el fitness también hay modas. Por ejemplo, el peso muerto, o las sentadillas están arransando en estos momentos, y las pobres máquinas, con lo buenas que son tienen mala prensa ahora… en fin, modas.

Pero si quieres apostar por ejercicios que te van a traer grandes alegrías, ajenos a las modas y que todo el mundo debería hacer, anótate estos tres y recurre a ellos con frecuencia, verás que de repente notas como mejoras en tono muscular, higiene postural y sobre todo en bienestar.

1-CARRERA DE VELOCIDAD

La carrera de velocidad es un ejercicio excepcional, no hay un solo músculo del cuerpo que no participe en gran medida durante esta acción. No hay que ser un lince para darse cuenta lo fuertes que están los corredores de velocidad, y ojo, no es que estén así por correr, es que hacen mucho trabajo de hipertrofia precisamente por eso, porque saben que cada músculo es esencial en sus esprines.

Y ahora yo te pregunto a ti, ¿cuánto tiempo hace que no llevas a tu cuerpo a su máxima velocidad? ¿Eres capaz de recordar tu última carrera al 100%?. Apuesto que a que la gran mayoría no.

Pues te aconsejo que metas unas series en tu entrenamiento una vez por semana, siempre con sus calentamientos y vuelta a la calma específica pues es un ejercicio muy exigente, pero tengo que avisarte, si lo das todo, te sorprenderás de las agujetas al día siguiente, y es que, como digo, es un ejercicio completísimo que tenemos descuidado.

2-CAMINAR DE CUCLILLAS

Las sillas han venido a sustituir una de las posiciones naturales de descanso del cuerpo, la posición del cuclillas.

Es una posición de descanso excelente para la zona de las caderas y espalda baja. Cuando renunciamos a ella y nos limitamos a sentarnos en las sillas estamos renunciando a la amplitud en la apertura de caderas que nos da esta postura, y luego nos toca invertir tiempo y dinero en clases de yoga para recuperarla (adoro el yoga).

Ya sé que no vamos a cambiar las sillas de nuestro despacho o del comedor por tatamis y mesas bajas, por suerte claro. Pero una buena manera de recuperar los beneficios de esta postura en tus entrenamientos es realizando paseos de cuclillas, de unos 10 metros por ejemplo, unas 3 idas y vueltas. El paseo, a diferencia de la posición estática te a abrir un poco más la cadera, sacando más beneficio aún.

Para hacerlo correctamente ten en cuenta estas tres cosas:

  1. en cada paso apoya toda la planta, desde el talón luego pasa a la punta como en un paso normal (no vayas de puntillas)
  2. El culo lo más pegado al suelo posible.
  3. La espalda bien erguida, lo más recta posible ya desde las lumbares hasta las cervicales.

Pruébalo, mejorarán mucho tu postura y tu bienestar.

3- TREPAR O ESCALAR.

Este es un ejercicio esencial. No voy a soltarte un rollo acerca de nuestros antepasados de las cabernas.. me voy más allá, somos primates, involucionados hacia el sedentarismo pero primates al fin y al cabo y por eso tenemos manos para agarrar cosas y hacer fuerza jalando de ellas. Sí, luego esas manos las hemos utilizado para otras cosas, está claro, aquí estoy yo aporreando un teclado, pero era la de agarrar y tirar su utilidad inicial.

Es verdad que este tercer grupo es el más popular de los tres, pero no podía saltármelo ahora, cuando están muy de moda las aplicaciones de móviles para entrenar sin aparato alguno, donde tienes todo tu cuerpo para empujar, flexiones, sentadillas, pero… ¿y la otra mitad de los ejercicios, los de estirar, igual o más necesarios aún?

A pesar de estos últimos siglos nuestro cuerpo sigue siendo una gran máquina de trepar, con manos y pies excelentemente evolucionados para este fin. Aporvecha ese potencial y trepa, escala, sube a un arbol, haz dominadas, pies a la barra, lo que quieras, pero hazlo, un excelente ejercicio que trabaja todo tu cuerpo, que descarga tu zona lumbar notablemente y sin el que no podrás decir a ciencia cierta que estás en plena forma.

Ahora ya sabes, al menos una vez a la semana, dedícale unos minutos a cada uno de ellos verás como mejora notablemente tu forma física.

Si más allá de unos simples consejos, lo que necesitas es un entrenador que realmente cambie tu cuerpo, mentalidad y salud, yo puedo ayudarte:

Feliz día!

Juan Rallo