Cómo trabajar bien los abdominales

Uno de los errores más comunes a la hora de entrenar abdominales, es no saber cuándo se están trabajando abdominales y cuando se está trabajando Posas Mayor, o lo que es lo mismo, no se sabe diferenciar entre una flexión de cadera y una flexión de la columna. Dame un minuto para explicarte la diferencia anatómica:

ANATOMÍA DEL RECTO DEL ABDOMEN Y DEL PSOAS

El Recto del abdomen va desde la parte baja y anterior de la caja torácica (externón y costillas) a la parte ósea de la zona púbica.

El Psoas Mayor va desde la parte lateral de las vértebras lumbares, a la parte alta del fémur.

Por lo tanto, siendo muy esquemático, el recto anterior del abdomen (cuadraditos) es el músculo encargado de flexionar la columna, y el Psoas es el encargado de flexionar la cadera.

Lo normal, es que estos dos músculos actúen de manera simultánea, por eso se suelen confundir.

APLICACIÓN EN EJERCICIOS ABDOMINALES

Ya sabiendo el trazado de cada uno de los dos, es fácil ver que cuando se contrae el Psoas flexiona la cadera, pues actúa sobre las piernas, y que el Recto a su contracción actúa sobre la columna. Así que si lo que quieres es un six pack, presta especial atención este último movimiento.

Ambos músculos actúan de manera conjunta en muchos movimientos, por ejemplo en todos los abdominales que incluyen movimiento de piernas, pero eso es importante que aprendas a sentir el trabajo que hace uno y que hace otro.

Si quieres trabajar solo la zona abdominal es mejor que lo hagas con las caderas flexionadas, de esta manera el Psoas estará más relajado.

Cuando los ejercicios se hagan con los pies enganchados en unos soportes, el Psoas tiene una porcentaje de activación importante, ya que éste sí tiene acción importante sobre las piernas. En este tipo de ejercicios es más importante aún que las caderas estén bien flexionadas si no quieres tener excesiva tensión lumbar.

Cuando imprimimos mucha tensión del Psoas lo notamos en la parte baja de la espalda, que nos tira hacia adentro, sintiendo generalmente que no es un movimiento saludable. Por eso, si haces abdominales y notas ese tirón tan incómodo, presta atención a la posición de tus caderas y corrígela.

Pero todo esto es mejor que lo veas con un ejemplo:

Ahora ya sabes hacer abdominales correctamente ;).

Sin fin de consejos como este y mucho más en mi Reto ¿no te apetece conseguir la mejor forma de tu vida? Pues echa un vistazo:

RETO JUAN RALLO

Feliz día!

Juan Rallo