¿Cuál es la mejor hora para entrenar?

¿Cuál es la mejor hora para entrenar? es una de las preguntas que más oímos los entrenadores, sea para adelgazar, ganar músculo, o mejorar cualquier disciplina deportiva. Al final un cuerpo 10 requiere un entrenamiento 10 y la programación debe ser sobresaliente.

Si la respuesta fuera tan sencilla como un «a las 6 de la tarde» o «justo antes de comer», los gimnasios tendrían un problema,  todos nos dirigiríamos a ellos a la misma hora, y claro, quickfit.es o el resto de gimnasios on line tendrían colapsos por exceso de trafico. Por suerte no es así.

Pero sí, la hora importa y para no fallar eligiendo tu horario, ten en cuenta los siguientes puntos:

1- Tu agenda manda.

Así es, como no somos deportistas profesionales, al menos la mayoría de nosotros, no vamos a hacer girar todo nuestro mundo alrededor de nuestra actividad deportiva. Así que cuando a tu agenda le venga mejor, es el mejor momento. Dicho de otra manera, la mejora hora es la que te garantice mayor adherencia.

Para que veas hasta que punto es importante la agenda, fíjate que hasta los futbolistas entrenan por la mañana, aunque jueguen por la tarde, ¿ves por donde voy, no? Y no es porque por la mañana se rinda más, es porque a sus agendas les viene mejor.

2- Los objetivos.

Si lo que quieres es trabajar con intensidad alta, por ejemplo ejercicios de fuerza máxima, o entrenamientos funcionales de alta intensidad, entonces sí que es recomendable que tu cuerpo esté lleno de energía, para rendir al máximo. Así al menos debemos llevar una buena dosis de energía (comida) digerida y asimilada en el cuerpo como mínimo. Por ejemplo, a media tarde una vez hecha la digestión de la comida, o antes de comer, habiendo hecho un buen desayuno y un buen almuerzo de media mañana.

Ojo con retrasarlo demasido, las noches no son buenas ya que el cuerpo, por el cansancio acumulado durante el día, empieza a bajar los ritmos y por tanto los entrenamientos bajarían la intensidad.

3- Tus biorritmos.

Igual que hay quien funciona mentalmente mejor por la noche o quien trabaja mejor a primera hora de la mañana, lo mismo pasa con la actividad física, hay quien se levanta de la cama dando un salto mortal y hay quien se arrastra hasta bien entrada la mañana.

Así que escucha a tu cuerpo, de verdad, si el trabajo lo va a hacer él, y el beneficio va a ser para él, quién mejor conocerá su mejor hora.

En realidad hay una parte importante de costumbre en esto, según a lo que habitúes a tu cuerpo así rendirá, por eso no te preocupes si tienes que cambiar los horarios porque tu cuerpo se acostumbra poco a poco.

4-Otros factores.

Factores externos importantes también. Por ejemplo, si en tu gimnasio a las 7 de la tarde tienes que hacer una cola de 5 minutos para que se libere una máquina, o si no hay aire acondicionado y hace mucho calor, deberías buscar otra hora.

Son factores externos que afectan directamente a la calidad de tu entrenamiento y cómo no, a sus resultados.

Podríamos resumir este post en una sola frase, tan simple cómo válida, la mejor hora para entrenar es aquella en la que tienes menos posibilidades de fallar.

Sea a la hora que sea, lo importante es que el plan sea efectivo, de calidad y sobre todo divertido, eso garantiza su cumplimiento, y son factores que he tenido muy en cuenta a la hora de desarrollar mi plan, el Reto Juan Rallo, te lo presento:

Feliz día!

Juan Rallo