ENTRENAMIENTOS DE ALTA INTENSIDAD EN DEPORTES DE RESISTENCIA

“Salgo a correr” kilómetros y más kilómetros sin un buen plan, correr al estilo Forrest, “parece que huyo de algo”. ¿Alguna vez te has sentido así?, yo sí.

Si eres de los que corren por correr, sin crono, sin marcas, la propia carrera ya es un fin en sí misma y eso te hace sentir feliz, enhorabuena, disfruta. Si quieres mejorar tus tiempos, puede que estés haciendo algo mal.

Uno de los errores más comunes entre los fondistas aficionados es que no incluyen en sus planes de entrenamiento sesiones de alta intensidad.

Seguramente piensan que para conseguir una buena marca en deportes de resistencia han de “echar horas” simulando las situaciones de carrera. Correr, nadar o pedalear bajo los mismos ritmos que en la carrera, hacer tiradas largas que les aporten el fondo para competir en esas condiciones. Pero entrenar bien, es mucho más que eso.

Si este es tu caso, antes de seguir devorando kilómetros, para y planifica. ¿Sabes que el entrenamiento de alta intensidad puede ayudarte mucho más de lo que crees en tus competiciones?

Que tu cuerpo aguante más o menos, vaya más rápido o más lento en las carreras, depende muchas variables, pero hay una de la que sin duda has oído hablar mucho, el VO2 máximo, que es algo tan simple como la capacidad máxima que tiene tu cuerpo para ingresar, y consumir oxígeno.

Lógicamente a mayor VO2, mayor oxigenación de tus músculos, y mayor capacidad para aguantar ritmos altos en deportes de larga duración.

Los entrenamientos de alta intensidad, aquellos en los que se fuerzan las capacidades cardiovasculares en poco tiempo a intensidades muy  altas, ayudan a mejorar el VO2, a través de la mejora de la perfusión pulmonar, del fortalecimiento del corazón y del sistema circulatorio en general, entre otros.

Sí, podríamos estar hablando de series, incluir series en tus entrenamientos es una excelente ventaja competitiva. ¿Pero qué te parecería si en esas series involucras otros grupos musculares además de las piernas?, mejor ¿no?, más que nada porque te ayuda a equilibrar el trabajo tren superior/tren inferior, además dejando atrás esa pesadez en las piernas que puede causar el exceso de entrenamiento.

Los entrenamientos funcionales de alta intensidad, con trabajo general de todos los grupos musculares y de corta duración mejoran notablemente tus capacidades generales básicas, fondo, fuerza, potencia, coordinación.. y sobre todo te va a ahorrar mucho tiempo y muchas lesiones. Yo los probaría.

Además de los beneficios en los sistemas SAO (sistemas de aporte de oxígeno) también provoca beneficios importantes de en SAE (sistemas de aporte de energía) y en fuerza y su consiguiente reducción de lesiones, pero eso lo dejamos para otros posts.

Si quieres probar una sesión, aquí tienes una de tantas, muy recomendable:

Prueba gratis

Si hay algún tema sobre el que te apetece leer en este blog, por favor, dímelo en entrenamiento@juanrallo.com, o en los propios comentarios de cada post 😉

Saludos!!!!