Entrenar en vacaciones

¡Respira! ¿hueles eso? sí es el olor de las vacaciones. A algunos les olerá a playa, a otros a montaña, pero que más da, lo importante es que llegan las merecidas vacaciones.

Y hablando de entrenamiento, si hiciéramos una encuesta entre los lectores de este blog, creo que la mitad relacionan vacaciones también con descanso físico, pero la otra mitad con mayor tiempo libre para poder entrenar más y mejor. Al menos eso es lo que veo entre mis clientes on line.

Si eres de los primeros y crees que te has esforzado mucho durante la temporada y que tu cuerpo también necesita un descanso, no seré yo quien lo niegue. Pero si quieres aporvechar el tiempo estas de vacaciones, aquí van unas soluciones para exprimir al máximo tu propio «campus deportivo vacacional»

PASEAR NO ES ENTRENAR

No confundas actividad física con entrenamiento. Por ejemplo, un paseo en bici no es entrenar, o hacerse 4 largos en la piscina no es entrenar y el ejemplo que hace más daño de los que pongo, un partido de padel no es entrenamiento ;)… por supuesto que no te hará ningún mal, pero no confundamos términos para que luego no haya sorpresas con el resultado final.

DESCUBRE NUEVOS GIMNASIOS

En igualdad de condiciones elige hotel con gimnasio. Es de libro, si tienes la oportunidad de reservar tú mismo/a tu propio hotel, intenta que tenga un gimnasio. Esto que en principio parece una “locura” lo hace cada vez más gente, y por eso los gimnasios de los hoteles, están dejando de ser pequeños espacios con una máquina multifunción y cuatro máquinas de cardio, para convertirse en auténticos gimnasios completos.

Si no vas a un hotel o vas a uno sin gym, no te preocupes, en la gran mayoría de lugares vacacionales encontrarás instalaciones municipales de una calidad igual o mejor que los centros privados en los que la entrada suele rondar los 7-8 €, métete en la web del ayuntamiento que toque y busca la más cercana.  Y oye, siempre es bueno conocer nuevos centros, nuevas máquinas, nuevas actividades.

LA HORA SÍ ES CLAVE

Aprovecha las primeras horas del día sí o sí, te levantas, desayunas, y al lío, correr, una sesión de entrenamiento funcional, nadar, bici.., lo que sea pero hazlo a la primera oportunidad que veas, si no no lo harás.

Al tener mucho tiempo libre existe el riesgo del «luego puedo hacerlo», pero es verdad que en vacaciones, a medida que se alarga el día se va complicando, amigos, cañas, planes.. Así que durante la primera hora, cuando aún no hay planes divertidos, todo el mundo descansa y el sol aún no ataca, es la mejor hora, aprovecha!

BIENVENIDO AL FUTURO

Sesiones virtuales. Tienen la ventaja de que los llevas siempre encima, en el bolsillo. Yo, como todos los veranos he grabado varias sesiones sin material para que mis clientes de quickfit.es sigan entrenando incluso en verano. Para mí hay una máxima en estas fechas, «volver más en forma de lo que nos fuimos»

Aquí te dejo una sesión para que lo pruebes:

Si te apetece mejorar con quickfit.es durante el mes de vacaciones escríbeme y te pasaré un código de descuento del 50%, por mí que no sea 😉

Feliz verano!

Juan Rallo