Motivación Juan Rallo

La motivación que necesitas para entrenar, el momento de la verdad.

Lo que vas a leer es el consejo más práctico de fitness y motivación que vas a leer en mucho tiempo, te van a entrar ganas de entrenar. Llevo unos cuantos años refiriéndome a ello y me sigue encantando. Hablo de «el momento de la verdad

A diferencia de lo que la gran mayoría de la gente piensa, estar en forma NO requiere un gran esfuerzo, más bien podemos decir que poco, concretamente un esfuerzo real de 4-6 minutos al día, y a medida que avances en tu vida fit, menos. 

Ese y no otro es el tiempo invertido en tomar las decisiones correctas en el terreno de la salud. ¿Cuánto cuesta decidir comer esto y no aquello? ¿Cuánto tiempo cuesta decidir qué sí vas al gimnasio en lugar de dejarte vencer por eso amasijo de muelles y espuma llamado sofá? Yo te lo digo, poco, y a medida que vayas practicando, menos, tal vez llegues a limitar tu tiempo de esfuerzo a un minuto, o a nada cuando lo tengas totalmente internalizado. 

Piénsalo, en realidad cuando estás haciendo el ejercicio el esfuerzo mental no existe, y el físico lo disfrutas, y no te digo cuando lo has acabado 😉

El resto del día lo mejor que puedes hacer es olvidarte de tus comidas sanas, entrenamientos y centrarte en lo que que sea que estás haciendo. 

No hay nada peor para el éxito en este área de la vida que estar siempre pensando en dietas y esfuerzos, te lo prometo. Todos conocemos a un o una «Mari dietas» que de tantas veces que habla de comida sana al día.. que cuando llega la hora de comer ya solo le apetece el plato más calórico de la carta. O que se pasa el día hablando de Pilates y body pump, tanto que cuando llega la hora de entrenar ya está cansada del gimnasio, y por supuesto no va. 

En estos casos mi trabajo es hacerles entender que esto es tan fácil o tan difícil como uno lo vea. Si tú crees que ponerte en forma es una montaña insuperable, estarás todo el día pensando en ello, y no serás capaz de encontrar la fuerza en los momentos oportunos. 

Por contra, si te olvidas del fitness el resto del día, en el momento de la verdad tendrás fuerza necesaria para tomar la decisión correcta. 

Reúne toda esa motivación que tienes y concéntrala en un solo momento, como en los juegos de peleas de las máquinas antiguas, donde podías almacenar energía y usarla toda de golpe!!

Además del momento de la verdad, también me gusta llamar a ese momento como «la frontera«. La frontera entre el bien y el mal, si cruzas la frontera te encuentras de repente en el lado saludable, y ¿sabes? En el terreno del entrenamiento con que la cruces 3 veces por semana, puede ser suficiente. Un esfuerzo de unos segundos y estará en el lado fit de la vida.

Si además de tener claro que necesitas muy poco esfuerzo (mental) para ponerte en forma quieres un buen plan, efectivo y divertido, no solo no te dará pereza empezar sino que estarás esperando cada día la hora de entrenar.  Aquí te propongo el mío del que estoy muy orgulloso, por eso lleva mi nombre 😉

Feliz día!

Juan Rallo