RETO JUAN RALLO, OBJETIVOS Y MEDIDAS

OBJETIVOS CONCRETOS DEL RETO

El objetivo ya lo conoces, es el de alcanzar la mejor forma de nuestras vidas,  y en mi caso lo más complicado es que lo hago partiendo desde la peor forma de mi vida con diferencia. Nunca había pesado 97 kilos (no precisamente de músculo) y desde luego, no pienso seguir pesándolos ni un día más.

Pero claro, para poder decir con la boca bien grande “he alcanzado la mejor forma de mi vida”, no basta con sentirse bien, hay que demostrarlo con hecho objetivos, y aquí es donde entran las medidas, las mías y las tuyas.

Mis medidas en el comienzo del Reto Juan Rallo son las siguientes:

CONTROL RETO PESO CINTURA CADERA BRAZOS PIERNAS
INICIO 97,7 99 107 39 66
SEMANA 4
SEMANA 8
SEMANA 12

Como ves una forma un poco regular.

Respecto a las fotos, las mías ya las conoces, trata de hacértelas parecidas, ya sabes misma luz y plano.

LOS OBJETIVOS:

El objetivo cuantificable principal del Reto de Juan Rallo es llegar a los 85 kilos de peso. Perder 12 kilos en 12 semanas es mi objetivo. No sé cómo va a reaccionar mi cuerpo 10 años después de la última vez que hice esto, pero si las cosas salen como creo, no me costará mucho alcanzarlos. Perder 15 y llegar a 82 sí me haría muy feliz. Así que 85 suficiente raspado y 82 sobresaliente.

 

 

Antes de empezar el Reto toma medidas, las tuyas! Márcate tu objetivo, y apunta cada las evoluciones cada semana.

Para saber si estamos caminando en dirección correcta tenemos que saber de dónde venimos, a dónde vamos y en qué punto del camino estamos. Esto que debería ser el abc del fitness, se usa bastante poco, y la mayoría de la gente que va al gimnasio no tiene ninguna referencia más allá del “quiero ponerme en forma”.  En el Reto de Juan Rallo vamos a trabajar con referencias, y con objetivos cuantificables, son necesarios.
El Reto tiener una duración de 12 semanas, es mucho, te aseguro que pasarás por algún momento en el que crees que no evolucionas, en el que te sientas en pleno estancamiento. Para saber cruzar ese periodo, que suele durar una o dos semanas, lo mejor es tener un registro de medidas objetivas que te muestren lo que llevas avanzado desde el principio. Cuando te fallen las sensaciones, refuerza tu motivación con datos objetivos favorables, y esto son las medidas.

Hazlo también porque te servirá de recuerdo, tener tu propio “ANTES Y DESPUÉS” es realmente satisfactorio, es una buena manera demostrar a los demás, pero sobre todo a ti mismo, de lo que eres capaz.

¿QUÉ MIDO?

El mejor reflejo de tu evolución va a ser tu propio bienestar, pero como no se ha inventado el “felicímetro”, vamos a tratar de monitorizar tus evoluciones con datos cuantificables. Así que midamos los siguientes parámetros:

PESO: Pésate siempre en las mismas condiciones, a ser posible, recién levantado, desnudo y después de ir al baño. Respecto a las básculas, busca algo medianamente bueno, con poco dinero puedes encontrar aparatos muy fiables.

Por otro lado, pésate un día a la semana, siempre el mismo. Yo lo hago los viernes, tú puedes hacerlo el día que quieras, pero considero que viernes o domingo son los dos mejores para hacerlo.

LOS CONTORNOS: Son una medida que refleja muy fielmente tu evolución, a medida que mejoras las medidas de los contornos donde se acumula grasa bajan, y los que están en zona de musculatura, permanecen o crecen. Lo malo, es que el procedimiento no es tan exacto como el peso y que la evolución es lenta, pues subir o bajar un cm en la cinta es costoso.

Para una correcta medida apunta esto:

Siempre se mide 3 veces y nos quedamos con el valor mediano, eliminando las medidas menor y mayor.

  • Cintura: A la altura del ombligo, con la misma tensión abdominal con la que caminamos habitualmente por la calle.
  • Caderas: Se mide por la parte más ancha de las caderas.
  • Bíceps: En contracción, se mide el brazo derecho. Se mide por la parte más ancha.
  • Muslo: Se mide por la parte más ancha, y en relajación, en posición de pie normal. Se mide el derecho.

Al igual que el peso, las medidas deberías tomarlas una vez a la semana, y siempre en las mismas condiciones.

FOTOS O VÍDEO: Sin duda el mejor recuerdo que te llevarás de tu Reto, y el documento que mejor testificará el buen trabajo que has hecho. Recuerda hacerte las fotos siempre en las mismas condiciones, con la misma luz y en la misma postura para que se vean las comparaciones claramente. Lo único que no me gusta de las fotos es que las evoluciones tardan en notarse, por eso yo solo me las haré cada 4 semanas, te recomiendo que hagas lo mismo. Si eres de los que se lanzan, te aconsejo que las subas a las redes, por un lado ganarás en compromiso y presión y por otro servirás de inspiración para mucha gente. Recuerda que el hashtag es #retojuanrallo.

Un consejo sobre las fotos, mejor háztelas en bañador o biquini que en ropa interior, porque luego vas a querer enseñarlas.

OTROS: Si tienes al alcance otras herramientas para registrar tu evolución, úsalos, me refiero por ejemplo a una báscula que además del peso te de la composición, o un reloj de los que te registra los niveles de actividad, calorías, pulso. También decirte que con contornos y peso, que son dos medidas que sabes que no dependen de ninguna fórmula matemática, te sobra, yo solo me tomaré estos dos.