WEEKEND WARRIORS (guerreros de finde)

¡Cómo me gusta la manera en que los americanos ponen nombre a cada fenómeno, son los mejores en eso! En este caso con “weekend warriors” se refieren a aquellos deportistas de fin de semana, y solo de fin de semana, que lo dan todo, una o dos veces durante el finde, y que entre semana se dedican a trabajar, normalmente de manera muy intensa.

Es muy frecuente ver a estos guerreros de fin de semana en deportes como ciclismo o carreras, tenis, padel… pero, ¿es bueno? ¿es malo? ¿es peligroso?.

Empecemos por el principio, por entender lo que pasa en tu cuerpo cuando entrenas.

LA SUPERCOMPENSACIÓN: Es el objetivo final de todo entrenamiento y consiste en que, al someter al cuerpo a un esfuerzo suficiente, éste se estresa, deteriorándose puntualmente una o varias de sus capacidades, lo que en lenguaje llano se conoce como cansancio. A partir de ese momento se prepara para reparar, e incluso mejorar esa capacidad física, de tal manera que sufra lo menos posible en futuras repeticiones de esa situación de estrés.

Dependiendo del tipo de entrenamiento, el cuerpo adaptará sus sistemas cardiovascular, muscular, circulatorio, etc. Así por ejemplo, si durante el entrenamiento forzamos el sistema cardiovascular, éste mejorará sus capacidades para hacer llegar mejor el oxígeno y la energía a los músculos. ¿Cómo? Fortaleciendo las paredes del corazón o aumentado su capacidad, mejorando la elasticidad de las venas y arterias, aumentando el nivel de perfusión en los pulmones, aumentando hemoglobina en sangre, etc.

Aquí tienes es esquema gráfico:

Este fenómeno necesita sus tiempos, que varían en función del estado de forma de cada deportista, pero en la gran mayoría de los casos, los ciclos completos de entrenamiento-estrés-adaptación, estarían entre los 4 y los 7 días.

Viendo la gráfica deducimos rápidamente, por qué es tan importante la periodización correcta, además de otros principios del rendimiento.

  • Principio de periodicidad: Para que el cuerpo se adapte a un estímulo, éste debe repetirse con una periodicidad determinada. Si esos estímulos se repiten demasiado espaciados en el tiempo, no acumulan mejora, y si se repiten con demasiada frecuencia pueden hasta mermar la capacidad, es lo que se conoce como sobreentrenamiento.
  • Progresión de la carga: Para que el cuerpo se adapte a un estímulo y no se estanque, éste debe repetirse incrementando  la carga progresivamente. De ahí que “entrenar es mejorar”. Si no aumenta el estímulo, no aumenta la adaptación.
  • Variedad: La variedad a todos los niveles es esencial, variar ejercicios, intensidades, movimientos, etc. Pero en este caso concreto hablamos que no es posible desarrollar solo una cualidad física, si es cierto que se puede desarrollar una más que las demás, pero no sé puede desarrollar por ejemplo la fuerza sin la resistencia, o viceversa.

Conclusión:

El deporte en su justa medida es bueno siempre. Está muy bien salir el fin de semana en bicicleta, a correr, o desenfundar la raqueta, por supuesto mucho mejor eso que quedarse en el sofá.

Pero esa salida no debería convertirse nunca en una competición ni en una especie de entrenamiento de alto rendimiento en el que tengamos que esforzarnos tres veces más de lo normal para compensar la inactividad de la semana.

El entrenamiento debe conllevar una progresión lógica y siempre adaptada al nivel del deportista.

Si este es tu caso, replantea. ¿Por qué no hacemos las cosas bien y le dedicamos un día o dos a la semana, una pequeña sesión que nos permita mejorar, hacer deporte de manera más segura, y sobre todo, hacer de cada salida, de cada partido, una jornada mejor que el anterior?.

¿Cómo? , muy fácil, introduciendo entre semana uno o dos entrenamientos cortos e intensos, de esta manera puedes trabajar las pulsaciones en rangos diferentes a los que sueles moverte el fin de semana. También es importante que trabajemos todos los grupos musculares, para compensar por ejemplo si eres tenista la bilateralidad, o si eres ciclista la diferencia tren superior con tren inferior.

En internet encontrarás muchos entrenamientos de este tipo, muchos de ellos buenos, otros realmente malos, pero con un poco de criterio los diferenciarás. Yo aquí te dejo una sesión en abierto, grabada por mí, para que veas de qué tipo de entrenamiento estamos hablando.

Sigue entrenando pero con cabeza. Mucha fuerza!