LA MEJOR FORMA DE ADELGAZAR

Para realizar un plan adecuado de adelgazamiento, debemos empezar por tener claro qué es y qué no es adelgazar.

Según la RAE, adelgazar tiene 6 acepciones, y dos de ellas son las que no interesan:

1-Reducir el grosor de un cuerpo. 6- Disminuir en grosor y generalmente en peso , enflaquecer.

A diferencia de lo que todos pensamos  de primeras, adelgazar no es  sinónimo de bajar peso, como dice la RAE, generalmente sí, pero no siempre. Adelgazar o engordar tiene que ver solo con el grosor, con la grasa corporal perdida o ganada, adelgazar es bajar la grasa corporal engordar es aumentar grasa corporal.

ESTO NO ES ADELGAZAR

Así, por ejemplo aquellos “milagros” que se utilizan para bajar peso rápidamente a base de eliminar líquidos no aplican. Como por ejemplo usar diuréticos, enfundarse en un traje sauna, o practicar las dietas restrictivas de hidratos de carbono, cuyos 3-4 kilos iniciales son líquido, no son adelgazar, exactamente igual que tampoco podemos considerar adelgazar a cortarse una pierna, y desde luego es una bajada de peso no menor, pero no del % graso. De la misma manera no es engordar cuando por ejemplo te pones unas prótesis y tu peso aumenta.

También se puede adelgazar sin perder peso  ¡¡¿¿CÓMO??!!!. Y por cierto ocurre mucho cuando empiezas a entrenar, no bajas peso, sin embargo ves como tu ropa te empieza a venir más y más grande, es porque en la báscula el tono muscular aumentado compensa la eliminación de grasa, lastrando la bajada de peso. Hablo de ello más detalladamente en mi artículo la paradoja del peso.

Incluso, se puede engordar bajando peso, y es una de las consecuencias de la inactividad física prolongada, pues al atrofiarse el músculo se pierde, con la consecuente bajada de peso, sin embargo el descenso de la propia actividad y de metabolismo basal suele desembocar en un aumento de % graso.

Así, con el permiso de la RAE definimos adelgazar como la pérdida de grasa corporal exclusivamente.. está claro.

ENTONCES, ¿CÓMO ADELGAZAR CORRECTAMENTE?

Para adelgazar rápidamente y de manera duradera hay que atacar a la grasa por tres vías diferentes, complementarias, y cuya suma va a ser mucho más efectiva que cada una de manera independiente.

VÍA 1: MUÉVETE

El primer punto consiste lógicamente en el entrenamiento, hacer ejercicio a razón de tres o cuatro veces por semana consumiendo en cada una la media de unas 500 calorías (para una persona media) nos llevan a un total de 1500 calorías o 2000 calorías menos a la semana.

Debe ser un ejercicio intenso, que supere los umbrales necesarios para provocar mejoras, dicho de otra manera, un paseo en bici no cuenta. Si no sabes qué ejercicio hacer, te recomiendo Quickfit.es, la plataforma de videos donde, además de mis menús, cuelgo todos mis entrenamientos, 3 a la semana de unos 25 minutos.

VÍA 2: AUMENTO METABÓLICO (SI TE HAS MOVIDO)

Es genial, no tienes que hacer ningún esfuerzo extra, si has cumplido con el primer punto el segundo es una ventaja colateral. Consiste en el aumento metabólico, al hacer ejercicio regularmente tus músculos no solo consumen energía cuando están trabajando, sino que también consumen mucha más energía para mantener su firmeza y su tensión durante las 24 horas del día. Esta es la joya de la corona, se puede estar adelgazando mientras duermes, ¿te imaginas?.

Éste aumento metabólico puede llegar a ser fácilmente de 300 a 500 calorías al día, es decir que en una semana nos iríamos a unas 2100 a 3500 (pongamos 2700 para facilitar las cuentas) calorías consumidas por así decirlo “gratis”, siempre que hayamos hecho los entrenamientos del punto 1.

VÍA 3: COME RICO

Y la tercera igual de importante, vamos a comer bien, ya que lo tenemos todo de cara pues rematemos.  Y por comer bien no me refiero a comer menos y ni a pasar hambre ni a estar contando las calorías, porque ya sabes lo que pienso acerca de contar calorías, sino a comer con un poco de cabeza.

Comer de manera ordenada y comer productos ricos en nutrientes es mucho más saciante que comer las famosas calorías vacías. Por eso es mucho más fácil rebajar la ingesta de 500 calorías al día y no pasar hambre cuando comes de manera saludable. Con ello no quiero decir que no te puedas dar ningún capricho vez en cuando, faltaría más, pero si quieres adelgazar que no sea tres veces al día, claro.

Así que si sumas las 3500 las 2700 y las 2000 calorías te estás planteando en unas 8200 menos  calorías a la semana lo cual da para perder algo más de un kilo de grasa.

En resumen, haz ejercicio y come con un poco de inteligencia, mantenlo en el tiempo y deja que ocurra la magia, así no tendrás que cortarte ninguna extremidad para bajar peso 😉

Feliz día!

 

Juan Rallo

Entrenador personal on line